Utilizar un sistema de energía solar para la calefacción

Utilizar un sistema de energía solar para la calefacción

¿Alguna vez has pensado en cambiar tu sistema de calefacción a un modelo más económico y ecológico e instalar mejores radiadores para una calefacción más eficiente?

La calefacción solar es uno de los sistemas más eficientes y rentables de la actualidad, pero requiere cierta explicación para comenzar con confianza. En calefacción auxiliar o para producir agua caliente sanitaria, la energía solar te permite ahorrar energía. Para conocer los diferentes métodos de calentamiento solar y los diferentes dispositivos disponibles, ¡sigue la guía!

Calefacción solar: presentación de las diferentes instalaciones

Nuestra sociedad depende en gran medida de los combustibles fósiles, incluso hoy en día. Sin embargo, gracias a la energía difundida por el sol en nuestro planeta, la humanidad podría cubrir tus necesidades energéticas durante todo un año, ¡en tan solo un cuarto de hora! Es un hecho comprobado: una gran parte de las actividades que funcionan con combustibles fósiles podrían ser reemplazadas por equipos de alto rendimiento energético con poca o ninguna contaminación. El sistema de calefacción solar interviene entonces como una alternativa creíble.

Actualmente existen dos modos de calefacción solar: calefacción solar pasiva y calefacción solar activa.

Calefacción solar pasiva

La solar pasiva permite calentar sin la instalación previa de paneles solares fotovoltaicos. El calor del sol no se recupera y transforma en energía a través de paneles fotovoltaicos o colectores solares térmicos.

Son viviendas diseñadas para captar la luz y el calor del sol a través de ventanas.

Este calor se recibe en el interior de la vivienda a través de sus huecos y luego se almacena en las paredes, techo y suelo diseñados en materiales que retienen el calor y lo redistribuyen progresivamente a lo largo del día. Esto se llama calefacción bioclimática.

Calefacción solar activa

La calefacción solar activa, por el contrario, utiliza dispositivos mecánicos y colectores solares. Por lo tanto, un sistema de calefacción solar fotovoltaica puede considerarse como un modo activo de calefacción y, en particular, permite revender la electricidad producida. Puedes ahorrar dinero en tu factura de la luz e incluso obtener beneficios si revendes tus excedentes de energía solar según una tarifa preestablecida por kWh.

Para recuperar la energía solar se dispone de dos instalaciones:

  • Paneles fotovoltaicos.
  • Colectores solares térmicos.

Un sistema fotovoltaico captura la luz del sol para producir electricidad. La rentabilidad del sistema está bien establecida, por ejemplo, 5 m² de paneles solares fotovoltaicos son suficientes para producir el consumo medio de electricidad de una familia de 4 personas durante un año.

Los paneles fotovoltaicos generalmente se instalan en el techo. El panel solar representa una inversión tanto en la compra como en la instalación, pero se rentabiliza muy rápidamente gracias a esa energía gratuita e inagotable que es el sol. Además, el Estado ofrece varias ayudas económicas para animar a los hogares a pasarse a las energías renovables.

La energía solar térmica proviene de colectores térmicos. El sensor térmico está instalado en un techo inclinado. Estos paneles solares térmicos captarán la energía de los rayos del sol para transformarla en calor gracias a un absorbedor. Este absorbedor luego hará circular este calor solar gracias a un fluido de transferencia de calor. Este fluido caloportador circulará luego en un intercambiador antes de ser almacenado en un tanque de almacenamiento para su producción de agua caliente sanitaria.

Calentar con termo solar, sí, pero ¿cómo?

¿Te preguntas cómo podrías calentarte con energía solar? Obviamente, los problemas de reformar/instalar un sistema de calefacción solar son diferentes, dependiendo de si eres propietario o alquilas tu casa unifamiliar o tu apartamento. Si estás en una situación de reforma y eres dueño de tu casa, se te pueden conceder muchas ayudas públicas para la transición a las energías renovables.

Entre el resto de equipos de producción de ACS (agua caliente sanitaria), también puedes encontrar:

  • Calentadores de agua termodinámicos.
  • Calentadores de agua solares.

Un calentador de agua termodinámico es una bomba de calor que produce exclusivamente agua caliente al estar conectado a un depósito de agua caliente.

El calentador de agua solar individual está conectado a colectores solares térmicos instalados en el techo. Si esta es tu primera instalación de calefacción solar, estudia cuidadosamente tus necesidades de agua caliente sanitaria y calefacción, así como el nivel de insolación en tu lugar de residencia.

Diseñado para ser un complemento excelente de tu termo eléctrico o de tu termo de gas, un termo solar permite a los ocupantes de una vivienda individual o colectiva cubrir parte de su consumo de agua caliente sanitaria. La conversión térmica de la radiación solar proporciona así la energía necesaria para calentar el agua caliente sanitaria, o incluso calentar la casa. De este modo, puedes desmontar una vieja caldera de gas o de gasóleo que consume mucha energía y no es muy rentable.

Instalación de un calentador de agua solar

Un sistema de calentador de agua solar también es una excelente manera de reducir el consumo de energía y optimizar el calor en tu hogar. De hecho, si acoplas este modo de calefacción a un suelo radiante con agua, por ejemplo, te beneficiaras de un calor suave y homogéneo en todas las circunstancias. Cabe señalar que la tecnología de calentadores solares de agua puede en algunos casos cubrir casi el 70% de las necesidades de agua caliente sanitaria.

Cuando el clima permanece nublado durante varios días consecutivos, también se puede instalar:

  • Una estufa de pellets
  • Una bomba de calor
  • Una caldera de condensación a gas
  • Una caldera de baja temperatura

Este equipo de alto rendimiento energético tomará el relevo mientras esperas a que el sol vuelva a asomar para tu producción de agua caliente o la calefacción para tu vivienda. Este es el principio mismo del sistema solar combinado para la calefacción central y su producción de agua sanitaria.

El equipo preferente para calentar con energía solar es, por tanto:

  • Paneles fotovoltaicos
  • Colectores solares termales
  • Calentadores solares de agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies